Londres. Las bolsas europeas caían en las primeras operaciones de este martes por las preocupaciones sobre el crecimiento en Europa y China, el principal consumidor de metales del mundo, provocando una reducción de la exposición al riesgo.

"Las últimas cifras macroeconómicas de la zona euro, especialmente en un momento que las grandes operaciones de liquidez del BCE han acabado, crearon inquietud sobre una recesión y decepcionaron a los mercados. Además, China rebajó sus previsiones de crecimiento", dijo Koen De Leus, estratega de KBC Securities en Bruselas.

"Los inversores deberían buscar compañías defensivas que tengan altos dividendos. Las farmacéuticas parecen atractivas en el entorno actual, mientras que el sector petrolero ofrece una buena compensación ante lo que está ocurriendo en Irán", agregó.

Las automotrices declinaban, con PSA Peugeot Citroen bajando un 5,7% tras anunciar las condiciones de una ampliación de capital. El sector automotriz caía un 1,4%.