Londres. Las acciones europeas abrieron a la baja este viernes y parecían encaminadas a cerrar el trimestre con su peor comportamiento desde el 2008 por el doble dolor de cabeza de la ralentización económica global y la crisis de deuda en el Viejo Continente.

A pesar de su mal trimestre, las bolsas europeas parecían dirigirse a reportar su mejor semana en 26 meses, ayudadas por las ganancias de los castigados valores financieros ante las esperanzas de que los políticos europeos actúen para limitar los efectos de la crisis de deuda.

"A corto plazo tenemos las mismas perspectivas: el momento de una moratoria griega, sus características, si será compartida o no y la incertidumbre sobre la necesidad de un segundo rescate", expresó Philip Isherwood, jefe de estrategia en Europa y Reino Unido de Evolution Securities.