Londres. Las bolsas europeas se estabilizaban este martes en la apertura por las expectativas de que la segunda refinanciación a largo plazo del Banco Central Europeo alivie más la presión en los balances de los bancos.

Los bancos estaban entre las acciones de mejor comportamiento, como consecuencia de esa expectativa, a pesar de las amplias provisiones que han necesitado por su alta exposición a la deuda soberana de la zona euro.

Las subidas, sin embargo, eran limitadas después de que Standard & Poor's rebajó el rating a largo de Grecia a "default selectivo", mientras que la canciller alemana, Angela Merkel, se enfrentaba a la oposición de algunos diputados a la idea de destinar más dinero a la lucha contra la crisis de deuda de la región.