Londres. Las acciones europeas se mantuvieron este miércoles cerca de máximos de cuatro meses sostenidas por papeles de bancos y compañías mineras, a la espera de que los bancos centrales actúen para estimular la economía global.

Las acciones de Standard Chartered subieron un 7,1% tras perder un 22% durante los últimos dos días, luego de que banco británico comenzó su batalla contra las denuncias de que no respetó las sanciones que Estados Unidos aplica a Irán

El índice FTSEurofirst 300 cerró con un alza del 0,17%, a 1.096,05 puntos, continuando el avance hacia su nivel más alto del 2012, que tocó a mediados de marzo.

Las principales acciones europeas han subido un 7,4% en los últimos 10 días desde que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dijo que el banco central estaba listo para hacer lo necesario para preservar al euro.

A pesar de que el Reino Unido recortó sus pronósticos de crecimiento, el Banco de Inglaterra dio pocos indicios el miércoles de que se apresurará a volcar más estímulos en la economía.

Las acciones de compañías mineras, que anduvieron a la zaga el último mes, avanzaron un 1,5% antes de una serie de datos de China -el mayor consumidor de metales- que debería brindar un panorama más claro respecto a cómo afectó al gigante asiático la debilidad en los mercados a los que exporta.

Las acciones de Rio Tinto subieron un 2,9% después de que la minera dijo que mantendría su plan anual de gastos de US$16.000 millones, aún cuando la caída de los precios redujo las ganancias del primer semestre un 34%.

Con pocas noticias nuevas desde Europa, los inversores aprovecharon la oportunidad para tomar ganancias en sectores que recientemente repuntaron, entre ellos el automotriz y el energético, que han avanzando un 6,7% durante el último mes.