Londres. Las bolsas europeas encadenaban el viernes su tercera sesión consecutiva de ganancias por un mayor optimismo sobre el crecimiento económico mundial.

La petrolera británica BP se recuperaba ante la expectativa de que su dividendo sea retrasado, en vez de ser reducido, mientras sigue luchando por contener el derrame de crudo de una de sus plataformas en el Golfo de México.

A las 10:52 GMT, el FTSEurofirst 300 subía 0,75% a 1.021,80 puntos. El selectivo paneuropeo ha caído 8,6% desde mediados de abril por las preocupaciones generadas con la crisis de deuda de la zona euro.

"Las bolsas europeas suben moderadamente tras el fuerte rebote de Asia. Creo que es un rally en un mercado pesimista porque los problemas de deuda soberana no se resuelven en un par de días", dijo Philippe Gijsels, jefe de análisis de BNP Paribas Fortis Global Markets en Bruselas.

Los bancos añadían ganancias a las del día anterior por el renovado optimismo sobre la economía.

Las farmacéuticas también destacaban. Novartis ganaba 2,3% después del apoyo mostrado por un panel de expertos estadounidenses al fármaco contra la esclerosis múltiple Gilenia.

Pero el rebote más destacado era del de BP, que subía casi 8% después de que The Wall Street Journal publicase que la petrolera estudiaba retrasar o reducir su dividendo del segundo trimestre para calmar el ruido político que se ha creado en Estados Unidos acerca del desastre medioambiental causado por el vertido.