Las principales bolsas europeas -Fráncfort, Londres, París y Milán- sufrían fuertes generalizados en la apertura, que en el caso de la bolsa italiana rozaban el 5%, afectadas, al igual que el mercado secundario de deuda soberana, por la incertidumbre que plantean las elecciones celebradas en Italia.

Media hora después del inicio de la sesión, la bolsa italiana se situaba a la cabeza de los descensos en Europa con un descuento del 4,53 %, que puede ser aún mayor cuando se reanude la cotización de las entidades financieras, a las que la Consob o supervisor bursátil italiano tiene inhibidas.

Inmediatamente después se situaba el principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, que perdía el 2,99% con los bancos y los grandes valores del mercado a la cabeza de las pérdidas.

El CAC de París se dejaba el 2,4%, y el DAX de Fráncfort el 1,93%.

En el mercado secundario de deuda, las primas de riesgo permanecían en niveles muy altos tras alcanzar en la apertura sus tasas más altas desde mediados de diciembre de 2012.

El diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo era a esta hora de 387 puntos básicos, 26 más que al cierre anterior aunque por debajo de los 403 puntos con los que comenzaba la jornada.

La prima de riesgo de Italia sumaba 40 puntos desde la víspera y alcanzaba 333, en tanto que la de Portugal sumaba 48 y se situaba en 509, y la de Grecia subía a 954, 24 más que en el cierre anterior.