Los principales índices bursátiles de Europa tocaron este miércoles sus niveles más altos en 10 semanas, en momentos en que las fusiones corporativas concentraban la atención y en medio de la debilidad del euro.

El índice paneuropeo STOXX 600 subía un 0,2% para alcanzar su nivel más alto desde el 20 de julio, mientras que los valores de la zona euro también sumaban un 0,3%. El FTSE de Reino Unido ganaba un 0,4%.

Los valores cíclicos lideraban los avances, y los sectores de materias primas y los bancos impulsaban el repunte. El euro cotizaba en mínimos de cinco semanas frente al dólar, lo que impulsaba a las acciones de las empresas que dependen de las exportaciones.

Las noticias sobre fusiones y adquisiciones eran el centro de atención, y los papeles de Alstom tocaron un máximo en más de seis años después de que el grupo industrial francés llegó a un acuerdo para fusionar sus operaciones ferroviarias con las de la alemana Siemens.

Las acciones de Alstom trepaban un 8,2% a la cabeza del STOXX, mientras que Siemens lideraba los avances del DAX con una ganancia de un 1,4%.

Los españoles Banco Sabadell y Caixabank, que sufrieron la semana pasada por el aumento de las tensiones sobre el referendo sobre soberanía en Cataluña bloqueado por el Tribunal Constitucional, se recuperaban, con ganancias de un 2% y un 4% respectivamente.

Las bajadas de recomendación de corredurías pesaban sobre los valores de peor comportamiento. El minorista sueco ICA restaba un 4,4% después de que SEB recomendó "vender, mientras que la empresa de turismo SSP Group cedía un 3% después de una rebaja de recomendación de HSBC.