Las bolsas latinoamericanas tuvieron un día de dulce y agraz este viernes, con leve supremacía negativa, en una jornada en que las acciones estadounidenses cerraron en baja, en momentos en que la inestabilidad política resurgía en Europa y los inversionistas esperaban un voto de confianza al primer ministro de Grecia, previsto para después del cierre del mercado.

El promedio industrial Dow Jones perdió 61,15 puntos, o 0,51%, a 11.983,32 unidades.

El índice Standard & Poor's 500 cedió 7,91 puntos, o 0,63%, a 1.253,24, mientras que el Nasdaq Composite cayó 11,82 puntos, o 0,44%, a 2.686,15.

En la semana, Dow Jones cayó 2%, el S&P 500 perdió 2,5% y el Nasdaq cedió 1,9%.

En Latinoamérica, las bolsas locales que vieron la luz fueron las de México y Brasil. Es así como el IPC (México), tuvo un alza de 0,30%, con 36.689,38 unidades, la séptima alza más importante del año; mientras que el Bovespa brasileño subió 0,81%, a 58.669 puntos.

En tanto, el IGBC colombiano cerró a la baja con 1,08% a 13.017 puntos, misma tendencia con la que culminó sus operaciones el IGBVL peruano, índice que cayó 1,07%, hasta las 19.370 unidades.

El Merval argentino bajó 0,77% a 2.761 puntos, al igual que el IPSA chileno, indicador que cayó 0,19% hasta las 4.269 unidades.

En promedio, las plazas regionales cerraron con una baja de 2,00%.

835