Londres. Los rendimientos del Bund alemán caían y el oro se afirmaba el miércoles después de que la calificación de crédito de España se redujo a un nivel por encima de "basura" antes de una venta crucial de bonos italianos, mientras que débiles datos de Estados Unidos avivaron la inquietud sobre el crecimiento mundial.

"Nos estamos acercando rápidamente al punto en el que España e Italia podrían tener que ser retirados del mercado", dijo Gary Jenkins, director de Swordfish Research.

A pesar de la reducción de calificación, el euro se apreciaba levemente contra al dólar y los precios de las acciones europeas retrocedían levemente en momentos en que muchos inversores se mantenían al margen antes de las elecciones del domingo en Grecia que podrían llevar a que el país salga del bloque monetario.

El oro al contado subía un 0,15%, a US$1.620 la onza, sumando un avance más de un 1% esta semana, y, tras dos días de fuertes ventas, el rendimiento del bono alemán a 10 años cedía cuatro puntos básicos a un 1,46%.

El euro cotizaba en torno a US$1,2565, dentro de su rango reciente entre un mínimo en casi dos años de que tocó el 1 de junio de US$1,2288, y el máximo en tres semanas que anotó el lunes de US$1,2672.

El índice FTSE Eurofirst de las principales acciones europeas y el referencial Euro STOXX 50 abrió con una baja de un 0,3%, mientras que las acciones mundiales perdían un 0,2% a 300,79 puntos.

Los costos de endeudamiento de Italia se espera que suban con fuerza más tarde en una subasta de bonos de hasta 4.500 millones de euros de deuda nueva, pero el pequeño tamaño de la venta debería asegurar su éxito.