Buenos Aires. Los bonos de la deuda pública argentina caían este miércoles 1,4% en promedio y el riesgo país subía 40 puntos, ante la aversión a las inversiones de riesgo dados los temores a una expansión de los problemas financieros de Grecia.

El diferencial entre la deuda argentina y los bonos del Tesoro estadounidense, medido por el índice EMBI+ de JP Morgan 11EMJ, se ubicaba en 730 unidades a las 15.05 GMT, en tanto que en la plaza extrabursátil local de bonos RPLATC se destacaba la caída de 3,67% anotada en el bono "Par" cotizado en dólares.

"A pesar que el canje ayuda a amortiguar la volatilidad externa 'importada', los activos financieros no pudieron de todos modos dejar de acompañar la marcada tendencia negativa mundial", dijo Gustavo Ber del Estudio Ber.

La caída de los mercados mundiales se da en momentos en que Argentina se encuentra promoviendo en el exterior un canje de deuda impaga por unos US$20.000 millones.

Ber estimó que el actual contexto global "pueda incluso aumentar la adhesión (al canje) por la mayor aversión al riesgo que eleva los riesgos de mantenerse como 'holdouts' (tenedores de deuda impaga)".

Argentina lanzó este lunes una oferta de canje de bonos incumplidos por US$20.000 millones, en el cual el Gobierno espera obtener una aceptación de al menos 60%, aunque analistas especulan que el nivel sería mayor.

Paralelamente, el Gobierno argentino busca obtener US$ 1.000 millones en financiación a tasa de un dígito.

Ber agregó que "podría verse afectada a corto plazo la posibilidad de tomar fondos frescos a una tasa de un dígito, operación que debería eventualmente aplazarse hasta que se normalice el escenario internacional".