Nueva York. Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos avanzaban con fuerza este miércoles tras una fuerte caída en las ventas de las casas nuevas en mayo.

Tras aumentar en marzo y abril por un crédito fiscal del Gobierno, se esperaba que las ventas de viviendas cayeran en mayo, pero no de una manera tan brusca como sucedió.

El Departamento de Comercio dijo que las ventas cayeron un 32,7%, a una tasa anual de 300.000 unidades, la menor desde que se comenzó a recopilar el dato en 1963, desde una revisión a la baja de 446.000 unidades en abril.

Tras la noticia, los precios de los bonos duplicaron sus ganancias iniciales, considerando el informe como un indicio de debilidad económica con potencial deflacionario.

Además, este podría dar mayores razones a la Reserva Federal para mantener su compromiso de bajas tasas por un tiempo al publicar su comunicado de política monetaria más adelante en el día.

La nota de referencia a 10 años avanzaba 18/32 en precio, ofreciendo un rendimiento del 3,10%, desde el 3,17% de este martes. Los papeles a 30 años subían 1-3/32 con una rentabilidad del 4,04%, por debajo del 4,10% de este martes.