Hong Kong. Los activos de los mercados emergentes vieron una sólida demanda a mediados de julio, con un flujo de capital récord hacia los bonos soberanos, ya que los inversionistas optaron por invertir en las economías con crecimiento dinámico en detrimento de los mercados desarrollados, dijo el martes EPFR Global.

Los fondos hacia las acciones de mercados emergentes registrados por EPFR anotaron un flujo combinado de más de US$3.000 millones para la semana terminada el 14 de julio.

En tanto, los fondos hacia los bonos soberanos de los mercados en desarrollo alcanzaron US$745 millones, llevando el flujo total en el año a un máximo récord de US$18.500 millones.

Aunque los temores sobre la crisis de la deuda soberana de la zona euro han disminuido en la antesala de la publicación este viernes de las pruebas de resistencia a los bancos, una serie de débiles datos económicos en Estados Unidos y las medidas de China para enfriar su economía han afectado la disposición en el mercado por asumir grandes riesgos.

Sin embargo, los informes de los resultados trimestrales de algunas empresas han sido lo suficientemente positivos para los inversionistas como para volver a apostar por las acciones de los mercados emergentes alrededor del mundo.

Acciones. Los inversionistas apostaron por el segmento de las acciones emergentes sin distinción. Los fondos absorbieron los mayores flujos de capital desde la tercera semana de octubre.

Países de Asia, excluyendo Japón, junto con América Latina y Europa, Oriente Medio y Africa registraron entradas de flujos de capital en sus mercados bursátiles. Sólo las acciones de India vieron la entrada de US$114 millones, un máximo de 13 semanas.

En tanto, los flujos hacia las plazas bursátiles del mundo desarrollado fueron leves.

La mayoría de los US$1.860 millones que entraron en las acciones de Estados Unidos fueron hacia fondos de cobertura que cotizan en bolsa, maquillando la salida de capitales de otros grupos.

Los fondos de acciones enfocados en Japón vieron la salida de US$171 millones.

Los fondos europeos también vieron salidas de capital a pesar del interés por los fondos de acciones en Gran Bretaña, Alemania y Francia.

Sectores. El segmento de materias primas fue el que recibió el mayor flujo de capitales, y los fondos del sector energético fue el único otro grupo en ver más de US$250 millones durante la semana. El interés por la exposición al oro ha estado en auge en el sector de materias primas.

En contraste, los fondos relacionados con el sector de bienes al consumidor vieron la mayor salida de capital.

Los flujos de capital hacia los fondos de bonos soberanos de mercados emergentes en el año a la fecha han buscado monedas locales más que monedas duras.

Los fondos de bonos de monedas locales han tenido una entrada de US$9.900 millones, en comparación con los US$4.000 millones que han buscado monedas duras.

En la semana del 14 de julio, los fondos de bonos estadounidenses vieron la entrada de 2.970 millones de dólares, el mayor nivel desde el 24 de febrero.