Sao Paulo. La bolsa de Brasil logró este martes su mayor nivel en doce meses, en una jornada donde las plazas regionales operaron con tendencias mixtas debido a los resultados contradictorios provenientes desde Estados Unidos.

El Bovespa brasileño terminó la jornada con su séptima sesión consecutiva al alza, impulsada por nuevos resultados de empresas mejores a lo esperado en el exterior, lo que superó el pesimismo por la caída de la confianza del consumidor en Estados Unidos.

El índice referencial de la Bolsa de Sao Paulo, el Bovespa, avanzó 0,34%, a 66.666 puntos, con lo que amplió la ganancia de 0,18% del lunes y alcanzó su máximo nivel en 12 meses.

La confianza del consumidor de Estados Unidos cayó en julio a su nivel más bajo desde febrero, golpeada principalmente por la incertidumbre sobre el empleo, reportó el martes un grupo privado de investigación.

Más temprano, otros reportes mostraron que los precios de las casas unifamiliares en Estados Unidos subieron más de lo esperado en mayo, mientras que dos índices manufactureros de la Reserva Federal de Richmond también avanzaron en julio.

"Los datos económicos en Estados Unidos fueron mixtos, lo que fue manufactura y lo que fueron venta de casas salieron positivos, pero el dato confianza consumidor estuvo bastante malo y fue lo que ajustó a los mercados", comentó Eduardo Avila, subdirector de análisis del grupo financiero Monex.

En Wall Street, el promedio industrial Dow Jones cerró extraoficialmente con una subida de 12,26 puntos, o 0,12%, a 10.537,69 unidades, mientras que el Standard & Poor's 500 bajó 1,17 puntos, o 0,10%, a 1.113,84.

El índice Nasdaq cayó 8,18 puntos, o 0,36%, a 2.288,25 unidades.

Resultados mixtos. En tanto, la bolsa argentina cerró estable una sesión que siguió los vaivenes de Wall

Street y en la que hubo escasa participación de inversores institucionales.

El índice líder Merval  finalizó con una leve baja del 0,04% a 2.387,33 puntos, mientras que el referencial general IBG perdió 0,14 %.

Las alzas de los títulos de bancos fueron contrarrestadas con la caída de las acciones de la siderúrgica Tenaris, la principal empresa del mercado local.

Por su parte, la bolsa mexicana cayó arrastrada por los títulos de la cementera Cemex, tras un decepcionante resultado trimestral, y por los datos estadounidenses.

El principal índice bursátil, el IPC, perdió 0,80% y se ubicó en 32.695 puntos, en medio de una toma de utilidades tras ganancias previas.

En cambio, el índice IPSA de acciones líderes de Chile cerró en su sexto récord consecutivo gracias al avance de títulos de alta ponderación en los sectores del comercio minorista y el consumo debido a las buenas expectativas para la demanda interna.

El IPSA cerró con un avance de 0,28% a 4.379,08 puntos, mientras que el volumen del mercado se expandió a 124.100 millones de pesos (US$238,8 millones), en comparación con los 99.500 millones de pesos de la sesión anterior.