La inflación en Brasil se situó en 0,61% en abril pasado, para acumular en lo que va del año 3,25%, según los datos publicados hoy por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

La entidad reportó que el valor inflacionario del mes pasado (abril) fue 0,43% más alto que en marzo, pero 0,71% inferior al de abril de 2015.

La elevación de precios durante los primeros cuatro mes del presente año fue inferior al 4,56% registrado en igual lapso del año pasado.

En los últimos 12 meses (hasta abril), la tasa inflacionaria llegó a 9,28%, inferior al 9,39% en la comparación anual respecto a 2015.

El aumento de los precios en abril fue el menor para el mes de referencia desde 2013.

Los precios de alimentos y bebidas avanzaron 1,09%, seguidos del sector salud y cuidados personales con una alza de 2,33%.

El valor inflacionario se ha convertido en uno de los principales problemas para el gobierno en Brasil. En 2015, la inflación fue de 10,67 por ciento, la mayor en 13 años, además de superar de manera amplia la meta oficial.

El gobierno estima que el indicador cierre en 4,5% a finales de año, con un margen de tolerancia de dos puntos, lo que permite llegar a 6,5%.

El mercado financiero, a su vez, pronostica un inflación de 6,94% para el cierre de 2016.