Brasilia. Los economistas consultados por el Banco Central de Brasil elevaron por segunda semana consecutiva su proyección para la inflación al cierre del 2013, según el sondeo semanal Focus publicado este lunes.

Según la nueva proyección, la inflación terminaría el 2013 en un 5,11%, por encima del 5,02%calculado en la encuesta de la semana previa.

Para este año, los pronósticos se mantuvieron mayormente sin cambios. La previsión para la inflación permaneció en un 5,24% y las expectativas para las tasas de interés a fines de año continuaron en 9,5%.

En la misma línea, la proyección sobre el crecimiento de la economía brasileña en el 2012 tampoco registró cambios y siguió en 3,3%.

Mientras las proyecciones para la inflación de este año permanecieron estables, el lunes se conoció que el índice más amplio del país para medir la evolución de los precios, el IGP-M, cayó un 0,06% en febrero tras subir un 0,25% en enero.

La inflación de Brasil se desaceleró más de lo esperado en el mes terminado a mediados de febrero, dejando la tasa a 12 meses en su nivel más bajo desde diciembre del 2010. Esto refuerza la visión de que el Banco Central efectuará nuevos recortes en la tasa de interés referencial, que actualmente se ubica en el 10,5%.