Sao Paulo. El mercado de Brasil elevó su pronóstico de crecimiento económico para el 2010 y redujo sus estimaciones para la inflación, remarcando las expectativas de poca presión en los precios al consumidor, mostró este lunes un sondeo semanal del Banco Central entre entidades financieras.

Los analistas prevén que la economía de Brasil crecerá un 7,42% en el 2010, frente a una estimación del 7,34% la semana anterior, según el sondeo Focus.

Los analistas también estimaron que el referencial Indice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) se situará en un 4,97% en el 2010, por debajo del 5,07% de la semana anterior.

Los consejeros del Banco Central han dicho que un menor crecimiento en Brasil en el segundo semestre debería aliviar las presiones inflacionarias, después de que un fuerte crecimiento en los primeros meses del año aumentó la preocupación sobre mayores precios al consumidor.

En las minutas de la más reciente reunión del Comité de Política Monetaria del Banco Central para fijar la tasa de interés, la autoridad monetaria dijo que veía menores probabilidades de un escenario de inflación benigna.

Para el 2011, las estimaciones de IPCA subieron levemente a un 4,90% desde un 4,85%.

El Banco Central tiene una meta inflacionaria del 4,5% para el 2010 y 2011, más o menos dos puntos porcentuales.