Sao Paulo. Los economistas redujeron por segunda semana consecutiva sus pronósticos para el índice referencial de inflación de Brasil de este año a un 6,26% desde un 6,28% anterior, según un sondeo semanal del Banco Central publicado este lunes.

También recortaron la estimación para la inflación del próximo año a un 5,23% desde un 5,27%.

Según los analistas, la economía brasileña crecerá un 3,93% en el 2011, levemente por debajo del 3,94% que preveían la semana pasada.