Sao Paulo. Los economistas redujeron sus pronósticos sobre la inflación de Brasil a fines del 2012, lo que sugiere que la presión sobre los precios que casi excedieron el rango de meta del Banco Central en el 2011 se estaría aflojando, mostró este miércoles un sondeo del Banco Central.

El pronóstico para la inflación bajó a un 5,24% en la semana terminada el 17 de febrero, desde un 5,29% en la semana anterior, según el sondeo Focus entre entidades financieras.

La inflación en Brasil se debilitó más a lo esperado en el mes hasta mediados de febrero, lo que llevó la inflación anual a su menor nivel desde diciembre del 2010. Eso fortalece la posibilidad de que el Banco Central recorte aún más la tasa de interés, a niveles de un solo dígito.

El sondeo del banco sobre los pronósticos de unas 100 entidades financieras colocó la inflación del 2013 ligeramente más alta que en la semana previa, en un 5,02%, desde un 5%.

Los economistas mantuvieron sin cambios sus proyecciones de crecimiento económico en Brasil en el 2012 en un 3,3%, tras elevar esa previsión en la semana que terminó el 3 de febrero.

Las expectativas para la tasa de interés referencial, Selic, de Brasil a fines del 2012 se mantuvieron sin cambios por décima semana consecutiva, en un 9,5% anual.