Sao Paulo. El gobierno de Brasil considera una baja selectiva del impuesto a las nóminas laborales, como una forma de reducir costos para las empresas y ayudar a los exportadores a enfrentar el alza del real, dijo este jueves el diario Valor Económico sin citar fuentes.

El gobierno podría bajar esos impuestos para algunas industrias exportadoras, en momentos en que la escalada del real abarata las importaciones y destruye empleos en el sector manufacturero.

La nueva presidenta, Dilma Rousseff, dio marcha atrás a su plan inicial de bajar el impuesto en forma generalizada, dijo Valor.

Las oficinas de prensa del palacio presidencial en Brasilia y del Ministerio de Hacienda no realizaron comentarios sobre el artículo de Valor.

Según el diario, asesores legales del Gobierno aún están evaluando si es posible aplicar los recortes de manera selectiva sin violar la Constitución del país.