Brasilia. El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, dijo que el gobierno buscaría evitar que el real se fortalezca en caso de un aumento en el ingreso de dólares al país.

El año pasado, ingresaron tantos capitales extranjeros al país que el gobierno tuvo que aplicar un impuesto de 2% a esos flujos para contener la escalada del real.

La moneda acumula una baja del 1,7% en lo que va de este año, pero los persistentes problemas en la zona euro podrían hacer que los inversores extranjeros busquen los altos rendimientos que ofrece el mercado brasileño.

"Cuando la crisis europea se calme, y parece que lo está haciendo, habrá presión de flujos de capitales hacia Brasil, por lo que podríamos tener una apreciación de nuestra moneda", dijo Mantega.

"Por supuesto, buscaremos evitar esto. Lo que nos ayudaría sería una apreciación más rápida del yuan chino", agregó.

China anunció el fin de semana que permitirá una apreciación de su moneda, decisión que Mantega consideró positiva pero sólo un comienzo.

"Tendremos que ver a qué ritmo (China) hace esto. Es sólo un comienzo, no hay gran repercusión", sostuvo.