Río de Janeiro. El gobierno brasileño aprobó una lista de bienes sujetos a represalias comerciales, pero no publicará la lista hasta el 1 de marzo, informó el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior.

La nómina de bienes importados, aprobada en la reunión del martes de la comisión de comercio exterior (Camex), estará sujeta a fuertes aranceles, avaluados en US$560 millones.

Sin embargo, el Ministerio de Comercio informó que mantendrá abierto el diálogo con Estados Unidos, en un esfuerzo por resolver la larga disputa por los subsidios al algodón.

Si se alcanza un acuerdo, los dos socios comerciales podrían evitar la aplicación de sanciones.

La ventana de oportunidad para tales negociaciones comerciales podría mantenerse abierta hasta la publicación de la lista el 1 de marzo, informó el ministerio.

La Organización Mundial de Comercio (OMC) falló en junio de 2009 que Brasil podría imponer aranceles como represalia a los subsidios estadounidenses al algodón, que el país sudamericano señala causaron más de US$3.000 millones en perjuicios al sector.

Brasil fue autorizado a imponer sanciones avaluadas en US$829,3 millones contra productos estadounidenses.