Brasilia. Brasil probablemente reducirá su tasa de interés referencial a un mínimo récord de un 8% este miércoles, en momentos en que las autoridades continúan sus esfuerzos por revivir una economía que durante casi un año no ha respondido a una andanada de medidas de estímulo.

Si el banco central, como se espera, baja la tasa en medio punto porcentual, este será su octavo recorte consecutivo desde agosto pasado, cuando la tasa de referencia Selic se situaba en el 12,5%.

Las reducciones en las tasas, junto con medidas de estímulo que incluyen recortes de impuestos para la industria y gastos estatales focalizados, aún no consiguen que Brasil recupere su auge perdido.

La lenta recuperación, sumado a un ritmo moderado de la inflación, brindan al comité de política monetaria del banco central -conocido como Copom- un amplio margen para nuevas reducciones.

La crisis en Europa, y una desaceleración en curso en la economía mundial también alivian cualquier preocupación de que otra reducción sea excesiva, dicen los analistas.

"Esperamos que el banco central continúe el alivio, dada la preocupación significativa del Copom con el telón de fondo externo, recientes impresiones favorables de inflación y un crecimiento real aún muy lento", dijo Goldman Sachs en una nota a clientes.

El ciclo actual se asemeja a una serie previa de recortes de tasas al inicio de la crisis financiera mundial, cuando el Copom rebajó la tasa Selic en 5 puntos porcentuales entre septiembre del 2008 y julio del 2009.

Antes de que concluya el ciclo actual, los economistas esperan que el banco central baje la tasa en otro medio punto porcentual el próximo mes, dejando la tasa Selic en 7,5%.

Todos los 42 pronósticos obtenidos en una encuesta realizada por Reuters la semana pasada apuntan a un recorte de tasas de 50 puntos básicos el miércoles.

El banco anunciará su decisión después de las 18.00 hora local (2100 GMT).