Brasilia. El banco central brasileño cree que deben tomar medidas para limitar la acumulación de riesgos inflacionarios ante el calentamiento de la economía local, pese a la mayor incertidumbre provocada por factores externos.

Una robusta expansión económica está presionando a los precios y el panorama inflacionario se ha deteriorado desde comienzos de año, dijo la entidad, según las minutas de su reunión de política monetaria de junio dadas a conocer estejueves

En los documentos, el Comité de Política Monetaria (Copom) informó que optó por elevar la tasa de interés de referencia Selic del país por segunda reunión consecutiva para evitar las presiones inflacionarias observadas en los últimos datos sobre la economía local y de índices de precios.

La tasa móvil de 12 meses fue de 5,22% en mayo, sobre la meta de 4,5% prevista para 2010 por el gobierno.

En la reunión del 9 de junio, los miembros del órgano votaron de forma unánime por elevar la tasa Selic en tres cuartos de punto porcentual al 10,25% anual. El alza fue la segunda que realiza el banco desde septiembre de 2008.

El Copom indicó que las proyecciones del banco central para el índice de inflación IPCA se mantuvieron sobre las metas del país del 4,5% anual para 2010 y 2011.

Antes de la última reunión, la inflación básica y las expectativas del mercado para la inflación mostraban claras señales de un calentamiento de la economía local, señaló el banco.

La inflación básica medida en el IPCA subió a cerca de 0,6% en mayo respecto del 0,5% del mes previo. La tasa móvil de 12 meses fue de 5,22% en mayo, muy por sobre la meta del gobierno del 4,5% para fin de año.

En tanto, las proyecciones del mercado para fines de 2010 y 2011 antes de la reunión eran de  5,64% y del 4,80%, respectivamente. El IPCA terminó el 2009 en 4,31%.

Con información de Reuters y Dow Jones Newswires