El gobierno de Brasil está trabajando en un plan destinado a ahorrar cerca de 80.000 millones de reales (US$28.170 millones) para cumplir con su meta fiscal de este año, dijo este martes un funcionario a Reuters.

El ministro de Hacienda, Joaquim Levy, dijo este lunes a legisladores aliados que el Gobierno estaba trabajando en un plan de este tipo pero "no hará un ajuste de cerca de 80.000 millones de reales sólo con recortes (de presupuesto)", señaló el funcionario, quien estaba presente en la reunión y pidió no ser identificado.

Sus declaraciones sugieren que el gobierno buscará una combinación de recortes de gasto e incrementos impositivos para alcanzar una meta de superávit fiscal primario de 1,2% del Producto Interno Bruto.

El Ministerio de Hacienda no quiso hacer comentarios sobre la noticia.