Sao Paulo. El gobierno brasileño, preocupado de que su cruzada por debilitar la divisa nacional esté fracasando, llamará a la principal bolsa del país a imponer límites al comercio de derivados de la moneda en el mercado local, dijo este sábado el diario O Estado de S. Paulo.

El Ministerio de Finanzas quiere que BM&FBovespa eleve desde su 15% el llamado margen de garantía intradía, utilizado para comprar y vender derivados de divisa, indicó el reporte, sin revelar la fuente de la información.

El ministerio está encargado de supervisar un esfuerzo para disminuir la apreciación del 7% de la moneda desde fines de junio.

La medida debe ser acordada con el comité de evaluación de riesgo de la bolsa, con sede en Sao Paulo, ya que los inversionistas intercambian los instrumentos mediante la sección de comercio de materias primas y futuros de BM&F, reportó Estado.

BM&FBovespa es el mayor operador de intercambio de acciones en Brasil.

Un alza en ese margen podría ayudar al Ministerio de Finanzas a posponer los planes de elevar un impuesto a las compras de bonos extranjeros nuevamente, agregó el periódico.

El ministerio recientemente dobló el impuesto a un 4%, activó su fondo de riqueza soberana para comprar dólares y permitió al Tesoro Nacional sacar más dólares del mercado local.

Pese a todos los esfuerzos, el real avanzó un 5% contra el dólar estadounidense en las últimas cuatro semanas.

El periódico Estado señaló que el ministro de Hacienda, Guido Mantega, podría reunirse con ejecutivos de BM&FBovespa la semana próxima, pero se negó a dar una fecha exacta. No se pudo contactar a representantes del ministerio ni de la Bolsa para conocer sus comentarios.

Mantega dijo el viernes que podrían anunciarse nuevas medidas para controlar el alza de la moneda, pero no dio detalles sobre su extensión.