Brasilia. El gobierno brasileño podría emitir bonos globales a 10 años en dólares a comienzos de septiembre, dijo a Reuters este viernes el jefe del Tesoro brasileño, Arno Augustin.

El funcionario dijo que la operación ayudaría a mejorar las condiciones de financiamiento de los emisores corporativos brasileños, al fijar un nuevo referente de deuda.

"Hay una alta probabilidad de que coloquemos (deuda) a 10 años en el próximo período (mes). Probablemente, un nuevo bono a 10 años", dijo Augustin, quien no descartó una reapertura de un bono existente.

La eventual operación sería una señal de que las condiciones del mercado para las economías emergentes están mejorando, luego de que la crisis de deuda europea redujo el apetito de los inversores por activos de riesgo.

Los precios de los bonos globales brasileños se han recuperado constantemente en meses recientes. Los papeles con vencimiento el 2022 se negociaban el viernes en 144,313, cerca de un máximo histórico de 144,688 del mes pasado.

La última vez que Brasil vendió deuda denominada en dólares fue en noviembre, cuando colocó US$1.000 millones en bonos a 30 años mediante la reapertura de un título.

Los funcionarios brasileños están haciendo esfuerzos para ampliar las fuentes de financiamiento de las empresas locales, en un momento en que el Gobierno está privatizando miles de kilómetros de ferrovías y autopistas para impulsar la economía.

Las empresas brasileñas sufren una escasez de financiamiento de largo plazo, principalmente para proyectos de infraestructura que usualmente se retrasan años por dificultades legales y medioambientales.

En abril, el Gobierno brasileño vendió 3.000 millones de reales (US$1.480 millones) en bonos globales al 2024 en moneda local.