Sao Paulo. La confianza del consumidor brasileño disminuyó en marzo, debido a que una mejor evaluación sobre el escenario económico actual fue opacada por un empeoramiento de las expectativas, mostró este lunes un estudio privado.

El Indice de Confianza del Consumidor (ICC) de la Fundación Getulio Vargas (FGV) cayó un 2% a 120,1 puntos.

"Las evaluaciones sobre el momento actual se alteraron poco por segundo mes consecutivo, pero las expectativas en relación a los meses siguientes se tornaron menos optimistas", dijo la FGV en un comunicado.

El componente que mide la evaluación de los consumidores sobre la situación actual avanzó un 0,2% a 145,0 puntos, mientras que el de expectativas cayó un 3,8% a 106,8 unidades, por debajo del promedio histórico de 107,8 puntos.

"La mayor contribución para la caída del índice de confianza en marzo del 2011 fue por el ítem que mide el grado de optimismo sobre la evolución de la situación económica general en los próximos seis meses", agregó la FGV.

La proporción de los consumidores que estiman una mejoría cayó a un 29,2% en marzo desde un 30,9% en febrero.

El sondeo fue realizado entre el 28 de febrero y el 23 de marzo en más de 2.000 hogares de siete capitales estatales de Brasil.