Sao Paulo. La tasa de creación de empleo en Brasil disminuyó fuertemente respecto a igual mes del año pasado, dada una extendida desaceleración económica que obligó a los empleadores a reducir su actividad.

Las manufactureras, granjas y minoristas crearon 150.600 empleos netos el mes pasado, un 57% menos que hace un año, dijo este viernes el ministerio de Trabajo.

Economistas comentaron que el desplome en las tasas de contratación de la industria pesó sobre el empleo en general, en momentos en que las fábricas locales deben luchar contra una moneda fuerte, escasez de mano de obra especializada y una carga impositiva poco flexible.

La producción industrial se contrajo tres veces más de lo que los economistas aguardaban en enero.

El estancamiento de la industria desaceleró el crecimiento económico a un 2,7% el año pasado, lo que se sumó a las críticas de que Brasil habría sido complaciente después de que la economía se expandió un 7,5% en el 2010.

Según sus opositores, al gobierno le falta voluntad política para abordar el tema de los impuestos y la debilidad en infraestructura, que están limitando el crecimiento.

En los últimos 12 meses, las contrataciones superaron a los despidos en 1.724 millones, por debajo de los 1.980 millones de fines del año pasado.

Las cifras de empleo son la confirmación más reciente de que la recuperación económica de Brasil es cada vez más irregular.

Mientras el Gobierno rebaja las tasas de interés y los impuestos para acelerar el consumo, la inflación de costos y de salarios está evitando que las empresas salgan a contratar más trabajadores como señal de anticipo de un repunte en la demanda.