Brasilia. Los créditos en circulación en el sistema bancario brasileño aumentaron un 1,6% en junio frente a mayo, pero la tasa de morosidad se mantuvo estable, dijo este miércoles el Banco Central.

La tasa de morosidad como proporción de los préstamos totales fue de un 5,1% en junio, sin cambios respecto al mes anterior.

El año pasado, el crédito de relativo fácil acceso ayudó a impulsar el crecimiento de la economía local a un 7,5%, lo que convirtió a Brasil en uno de los países con mejor desempeño entre las principales economías mundiales.

Pero esa alza del crédito también empujó a la inflación a un máximo nivel en seis años a fines del 2010.

Desde entonces, la inflación ha alcanzado un 6,75% en los 12 meses hasta mediados de julio, por sobre la meta del Banco Central de un 4,5% anual con una tolerancia de más o menos dos puntos porcentuales.

La autoridad monetaria ha elevado la tasa de interés referencial, Selic, cinco veces en lo que va del año en un intento por reducir las presiones sobre los precios al consumidor.

El alza más reciente tuvo lugar la semana pasada, cuando el Comité de Política Monetaria del Banco Central (Copom) elevó la tasa Selic a un 12,50% desde un 12,25%.

Las autoridades también han recurrido a otras herramientas, como limitar la cantidad que los bancos que pueden otorgar préstamos.

Pero la inflación mensual de Brasil se ha ido desacelerando últimamente y funcionarios del Gobierno han dicho que esperan que a tasa anual se acerque a la meta a fin de año.