Río de Janeiro. El ministro brasileño de Hacienda, Eduardo Guardia, descartó que la crisis que sufre Argentina por la desvalorización del peso ante el dólar afecte a Brasil.

"No hay canal de contagio. Tenemos una situación externa extremamente confortable", declaró Guardia a periodistas tras participar en una audiencia pública en la Cámara de los Diputados.

La depreciación de la moneda argentina en los últimos días motivó que el presidente de ese país, Mauricio Macri, anunciara este martes que busca un acuerdo de financiación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para enfrentar la volatilidad del peso, lo cual motivó un aumento de la tasa de interés al 40% anual en Argentina.

El ministro brasileño dijo que Brasil tiene un déficit pequeño en las cuentas externas, y que es financiado por inversiones extranjeras directas, además de poseer reservas internacionales "extremamente elevadas", de unos US$383.000 millones.

El responsable de la economía brasileña admitió, sin embargo, que la decisión de Estados Unidos de abandonar el acuerdo nuclear firmado con Irán puede impactar en el precio del petróleo.

"No veo ningún impacto. Es una situación completamente diferente", enfatizó Guardia.

El responsable de la economía brasileña admitió, sin embargo, que la decisión de Estados Unidos de abandonar el acuerdo nuclear firmado con Irán e imponer sanciones al país puede impactar en el precio del petróleo y, consecuentemente, en los precios en todo el mundo.

"Esto impacta la economía mundial. Tiene algún impacto sobre precios, pero prefiero acompañar esto con más cuidado. El balance de riesgo para Brasil no cambia significativamente", apuntó.

Según Guardia, Brasil debe "persistir en el camino" de "la consolidación fiscal, el aumento de la eficiencia y la agenda de reformas" para continuar creciendo económicamente.

"Esto es lo que dará seguridad a Brasil para seguir creciendo. La situación internacional puede cambiar a lo largo del tiempo. Ya vimos esto en el pasado. Tenemos que continuar firmes en la dirección de las reformas, que es lo que siempre hablamos", añadió.