Sao Paulo. Economistas recortaron sus previsiones para la inflación en Brasil, por segunda semana consecutiva, lo que sugeriría que este año el Banco Central podría mantener estables las tasas de interés, según la encuesta semanal que realiza el emisor.

El panorama para la inflación, medido por el índice de precios al consumidor IPCA, bajó a un 5,69% desde el 5,70% de la semana previa, según la mediana de los pronósticos de cerca de 100 economistas.

Las previsiones para la inflación en los próximos 12 meses también se rebajaron, a un 5,49% desde la lectura de un 5,53% de la semana previa.

El objetivo oficial para la inflación de Brasil es de un 4,5%, más o menos 2 puntos porcentuales.

Los economistas mantuvieron sus estimaciones para el nivel a fin de año de la tasa de referencia Selic en un 7,25%.

Pero su pronóstico contrasta con el aumento de las especulaciones en los mercados de futuros de que el banco central podría elevar los costos del endeudamiento este año, para mantener a la inflación dentro del objetivo.

La próxima reunión del banco central para fijar las tasas se realizará los días 5 y 6 de marzo.

Los economistas elevaron sus previsiones para la expansión de la mayor economía de América Latina en 2013 a un 3,10%. Para 2014, la mediana de los pronósticos de crecimiento del producto interno bruto fue de un 3,60%, desde el 3,65% de la consulta anterior.

El sondeo mostró que para febrero se prevé un alza de un 0,43% de los precios al consumidor, desde un pronóstico de la semana pasada de un 0,42%.

En el mes a mediados de febrero los precios subieron más de lo esperado, según datos oficiales publicados el viernes.