Sao Paulo. Economistas elevaron sus pronósticos para el índice referencial de inflación de Brasil para el próximo año, dejando de manifiesto el temor a que el banco central no pueda llevar al índice de precios de vuelta al centro de la meta en los próximos años.

Según el sondeo semanal Focus elaborado por el Banco Central entre economistas, el índice de inflación IPCA cerraría el 2012 en un 5,59% desde el 5,53% previsto en la consulta anterior.

Para este año, los expertos conservaron su previsión media de inflación de un 6,52%, igual que la semana pasada. Esta cifra supera la meta del Banco Central, que aspira a que las alzas de precios no superen el 4,5%, con un margen de tolerancia de dos puntos porcentuales hacia arriba o abajo.

La inflación anual de Brasil se ubica por encima del techo de la meta desde abril, pero el presidente del Banco Central, Alexandre Tombini, dijo el fin de semana que la escalada en el costo de la vida debería comenzar a moderarse en octubre.

Las estimaciones del sondeo representan la mediana de las proyecciones de los analistas de unas 100 instituciones financieras consultadas semanalmente por el Banco Central.

Los economistas proyectaron que la economía crecería un 3,50% este año, casi sin cambios frente al 3,51% del sondeo anterior.

Para la tasa de interés referencial Selic, los economistas calcularon que terminaría el año en un 11% para caer a un 10,5% en el 2012.

La próxima reunión de política monetaria del Banco Central es el 18 y 19 de octubre.