Sao Paulo. La economía de Brasil debería crecer 7,3% en 2010, dijo el miércoles el Banco Central, que elevó su estimación desde 5,8% previsto anteriormente.

El fuerte crecimiento económico debería provenir de "un robusto mercado laboral, elevado nivel de confianza de las empresas y los consumidores, y de la expansión del crédito", afirmó el Banco Central en su informe trimestral de inflación.

La autoridad monetaria también elevó su pronóstico de inflación para el 2010 a 5,4%, desde 5,2%.

La mayor economía de Latinoamérica ha crecido con fuerza desde que salió de una breve recesión técnica de seis meses en el segundo trimestre de 2009.

La economía de Brasil creció a su mayor ritmo en al menos 14 años en los tres primeros meses del 2010.

Pero ese crecimiento ha tenido un costo: el temor a un alza en los precios al consumidor.

El Banco Central ya ha elevado la tasa de interés referencial Selic a 10,25% este año desde 8,75%, en un esfuerzo por contener la inflación.

La autoridad monetaria elevó la tasa Selic dos veces este año, en abril y en junio, y la subió en 75 puntos base en cada ocasión.

Inflación. La autoridad monetaria, que usa el referencial Indice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) como guía para fijar las tasas de interés, tiene una meta anual de inflación del 4,5% para 2010, más o menos dos puntos porcentuales.

El IPCA se desaceleró a 5,06% en los 12 meses hasta mediados de junio, frente a un alza del 5,22% en los 12 meses hasta mediados de mayo.

El clima adverso afectó a las cosechas y elevó el precio de los alimentos a comienzos de año.