Un préstamo por US$200 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) recibirá  el Estado de Rio Grande del Sur, en Brasil, con el fin de consolidar el equilibrio fiscal a través de reformas para ampliar la capacidad de inversión pública del Estado.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo, la operación es un préstamo para políticas (PBL, por su sigla en inglés), que proporciona apoyo flexible para reformas institucionales y de política a través de un rápido desembolso de recursos.

"El proyecto permitirá al Estado de Rio Grande del Sur realizar reformas fiscales en las áreas tributarias y de gastos públicos, lo que va asegurar la consolidación fiscal, y consecuentemente, el crecimiento económico por medio de más inversiones públicas asociadas a la participación privada", dijo Gerardo Reyes-Tagle, jefe del equipo del proyecto del BID.

El proyecto prestará apoyo a reformas en cuatro áreas.

La primera es el fortalecimiento del marco fiscal, con políticas dirigidas al fortalecimiento del marco tributario y la recaudación, así como a la mejora de la eficiencia del gasto público, en conformidad con las metas fiscales acordadas con el gobierno federal.

La segunda es la gestión de la deuda pública, a partir de la creación e implementación de un comité de gerenciamiento estratégico de la deuda del estado.

La tercera es el fortalecimiento de la inversión pública, con la implementación de la gestión sobre el programa de Asociaciones Público Privadas (APP), y la formulación de una política para el desarrollo industrial, así como la creación de unidades de captación de recursos y participación ciudadana en la Secretaría de Planificación del Estado.

Finalmente, la cuarta área consta de estabilidad macroeconómica y la sostenibilidad fiscal, apoyando el cumplimiento de políticas de responsabilidad y equilibrio fiscal del Estado a través del mantenimiento del contexto macroeconómico del estado para alcanzar los objetivos del programa.

Entre otros resultados, el proyecto debe contribuir para un incremento en la recaudación del impuesto sobre Circulación de Mercancías y Servicios (ICMS) de US$9.750 millones en 2011 para US$10.750 millones en 2014 y una reducción de los gastos con medicinas y servicios médicos de US$282 millones en 2011 a US$264 millones en 2014.

Las inversiones públicas en infraestructura en las áreas y distritos industriales están proyectadas de pasar de US$6.000 millones en 2011 a US$30.000 millones en 2014.

El financiamiento del BID tiene un plazo de 20 años, un período de gracia de cinco años y medio, y una tasa de interés basada en LIBOR.