Mendoza. El gobierno brasileño ampliará el plazo de las exenciones tributarias a la fabricación de electrodomésticos y muebles, dijo a Reuters este viernes un alto funcionario gubernamental, medida que se enmarca dentro de los intentos de la presidenta Dilma Rousseff por ayudar a la alicaída industria nacional.

El Ejecutivo realizará el anuncio más tarde el viernes, dijo el funcionario que habló bajo condición de anonimato en una cumbre del bloque de comercio regional Mercosur, que se desarrolla en Mendoza, Argentina.

La fuente dijo que la exención probablemente se extenderá por tres meses adicionales y agregó que no hay planes para garantizar nuevos beneficios impositivos a otros productos.

La medida es una de las muchas aplicadas en los últimos meses por Rousseff para sacar a la economía local del estancamiento. Tras alcanzar un crecimiento anual de un 7,5% en el 2010, el año pasado la economía empezó a trastabillar y en los últimos trimestres se ha mantenido casi paralizada.

Los esfuerzos gubernamentales para reanimar a la economía se han vuelto la prioridad del Gobierno. Ya sea con incentivos tributarios para industrias clave o más créditos de los bancos estatales, el Estado tiene un rol central en la economía del país sudamericano.

El año pasado, Brasil superó a Gran Bretaña como la sexta mayor economía mundial.