Sao Paulo. El índice de inflación más amplio de Brasil desaceleró su avance en octubre frente a septiembre tras una moderación en el alza de los precios al consumidor, mostró un estudio privado divulgado el viernes.

El índice IGP-M subió un 0,53% en octubre luego de un incremento del 0,65% en septiembre, dijo la privada Fundación Getúlio Vargas (FGV).

El índice seguido de cerca por analistas e inversores porque da una mirada amplia sobre los precios mayoristas y minoristas en la mayor economía de Latinoamérica, además de suministrar datos sobre las tendencias inflacionarias en la industria de la construcción.

El componente que mide la evolución de los precios mayoristas, que tiene un peso del 60% en el índice general IGP-M, subió un 0,68% en octubre, lo que se compara con un avance del 0,74% el mes anterior.

La variable sobre los precios al consumidor, con una incidencia de un 30% en el índice, subió un 0,26%, menos que el alza del 0,59% registrada en septiembre.

El Indice Nacional de Costos de la Construcción (INCC), con un peso del 10% en el indicador, se aceleró a un 0,20% en octubre, desde un avance del 0,14% el mes previo.

El índice IGP-M se publica varios días antes que el referencial Indice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA).

El IPCA de octubre será dado a conocer el 11 de noviembre por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).