Sao Paulo. La inflación de Brasil medida por el Indice General de Precios-Disponibilidad Interna (IGP-DI) se aceleraron a un 0,75% en septiembre desde un avance del 0,61% en agosto, dijo este jueves la Fundación Getúlio Vargas (FGV).

Se esperaba que el índice IGP-DI se situara en un 0,65% el mes pasado, según la mediana de las previsiones de analistas consultados por Reuters, cuyas estimaciones fluctuaron entre un avance del 0,55% y un 0,83%.

Entre los componentes del indicador de inflación, el Indice de Precios al Productor Amplio (IPA) se aceleró a un 0,94% el mes pasado, desde un 0,77% en agosto.

El IPA agrícola llegó a un 1,85% desde un 1,64% en la lectura previa, mientras que el IPA industrial trepó al 0,62% desde un 0,46%.

Las mayores alzas individuales de precios mayoristas ocurrieron en la semilla de soja, mineral de hierro, café en grano, harina de soja y maíz en grano.

El Indice de Precios al Consumidor (IPC) se aceleró a un 0,50% desde el 0,40% en agosto.

Las principales alzas individuales a nivel minorista fueron el limón, el costo del agua y del alcantarillado, el alquiler de viviendas, la leche de larga vida y las tarifas de energía eléctrica.

El Indice Nacional de Costos de la Construcción (INCC) subió un 0,14%, frente a un avance del 0,13% en agosto.

En lo que va del año hasta septiembre, el índice IGP-DI acumula un alza del 4,30%, mientras que en los 12 meses hasta septiembre registra un 7,45%.

El Banco Central tiene como meta una inflación del 4,5% más o menos dos puntos porcentuales.