Sao Paulo. La inflación anual en Brasil se aceleró a mediados de abril y quedó cerca del límite establecido por el gobierno, posiblemente presionando al Banco Central horas antes de que tome una decisión sobre la tasa de interés.

La agencia oficial de estadísticas IBGE dijo este miércoles que el índice referencial de precios al consumidor IPCA subió un 0,77% en el mes hasta mediados de abril, en línea con los pronósticos y acelerándose desde el 0,6% de mediados de marzo.

El índice a 12 meses aumentó a un 6,44%, casi tocando el límite de la meta oficial. El Banco Central este año apunta a una inflación del 4,5%, con una tolerancia de dos puntos porcentuales hacia arriba o abajo.

La cifra se compara con la inflación del 6,3% en el año a marzo.

Las autoridades monetarias se reunirán este miércoles tras el cierre de los mercados para considerar elevar su tasa de interés referencial desde su actual 11,75%, como una forma de intentar contener los precios a los consumidores.

La mayoría de los analistas consultados en un sondeo de Reuters prevén que el banco llevará la tasa referencial Selic a un 12,25%, pero una minoría importante pronosticó un aumento menor, a un 12%.

El Banco Central ha señalado su renuencia a seguir elevando las tasas de interés tras subirlas en un punto porcentual acumulado en lo que va del año, ya que eso podría alimentar una apreciación aún mayor del real.

En cambio, el Banco Central podría recurrir a las llamadas medidas macroprudenciales, como restringir la capacidad de los bancos para prestar dinero.

Se espera que la decisión sobre la tasa de interés se anuncie después de las 17.00 hora local (2000 GMT).