Río de Janeiro. El ritmo de los precios al consumidor de Brasil aumentó en abril debido al vencimiento de una exención tributaria a las ventas de autos y al incremento de los precios de medicamentos.

La lectura impulsó la tasa de inflación anual por sobre la meta para fin de año del Gobierno.

El oficial Índice de Precios al Consumidor Amplio, IPCA, subió 0,57% en abril frente al alza de 0,52% de marzo, informó este viernes el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística, IBGE.

La cifra de abril fue superior a la mediana de las estimaciones de un sondeo de Dow Jones Newswires a 18 analistas, la que apuntaba a un alza de 0,51%. Las estimaciones mensuales se situaron en un rango de 0,4% a 0,55%.

La tasa móvil de 12 meses fue de 5,26% en abril, superior a 5,17% en los 12 meses a marzo. La tasa de inflación de 12 meses se mantuvo sobre la meta oficial del Gobierno de 4,5% para fines 2010, pero se mantuvo dentro del límite superior de 6,5% de la banda de tolerancia del Gobierno.