Brasil recibió en los primeros nueve meses de este año US$50.400 millones en concepto de inversiones extranjeras directas, lo que representó un récord histórico, según reportó este martes el Banco Central.

Las inversiones de capitales extranjeros acumuladas entre enero y septiembre de este año superaron en 123% a las registradas en igual período de 2010, y se proyecta que hasta diciembre de 2011 sumarán US$60.000 millones, detalló la agencia de noticias DPA.

Si bien la expansión del PIB será menor de lo esperado por las autoridades a principios de año, ya que se ubicará en la banda de 3,5%, la economía brasileña continúa siendo atractiva para los inversionistas.

Las obras para la Copa del Mundo de 2014 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016, también estimularon la inversión.

El informe del Banco Central indica que esta expansión de las IED, que son las mayores desde 1947, estaba dentro de las previsiones de esa entidad.