Río de Janeiro. Brasil fue en 2013 y por quinto año seguido el país que tuvo un peor retorno a la ciudadanía de los impuestos recaudados en servicios públicos de calidad, según un estudio divulgado este martes.

Los datos, revelados por el Instituto Brasileño de Planeamiento y Tributación (BPT), tuvieron en cuenta la relación entre la carga tributaria (recaudación en relación con la riqueza generada) de los países y su posible retorno a la sociedad, medida a través del índice de Desarrollo Humano emitidos por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Mientras Australia ocupó la primera posición entre los 30 países analizados en el llamado Indice de Retorno de Bienestar Social a la Sociedad con 162,91 puntos y una carga tributaria del 27,30%, Brasil ocupó la última plaza, con 137,94 puntos, pese a tener una carga tributaria del 35,04%.

"Brasil continúa ofreciendo un pésimo retorno a los contribuyentes en lo que se refiere a calidad de la enseñanza, atención en la salud pública, seguridad, saneamiento básico y otros servicios", aseguró el presidente del instituto, Joao Eloi Olenike.

Junto a Australia, el podio de honor lo completaron Corea del Sur (162,79) y Estados Unidos (162,33).

En América Latina, Uruguay estuvo en el 10º lugar, con 151,91 puntos y una carga tributaria del 26,30%, mientras que Argentina subió al décimo noveno puesto con 147,80 unidades y una carga tributaria de 31,20%.