Nueva York. El gobierno de Brasil recaudó el martes US$750 millones en la reapertura de sus bonos globales con vencimiento en 2021, y ofreció a los inversionistas el rendimiento más bajo que se ha obtenido en las transacciones de bonos soberanos del país, según una fuente cercana a la operación.

Deutsche Bank y BofA Merrill Lynch, los bancos que administran la operación, recibieron cerca de US$6.000 millones en órdenes por los bonos.

"Ha sido un éxito total", indicó la fuente.

Los valores ofrecieron un rendimiento del 4,547%. El rendimiento representa una prima de 150 puntos base sobre valores comparables del Tesoro de Estados Unidos.

Hasta ahora, el rendimiento más bajo que ofreció una emisión de deuda soberana de Brasil era de bonos 2019, que se vendieron en diciembre de 2009 y rindieron un 4,75%.

La sólida demanda llevó a Brasil a aumentar el tamaño de la oferta desde el monto original de US$500 millones y a ofrecer un rendimiento en el extremo inferior de las expectativas de los inversionistas, de 160 puntos base.

Hace unos momentos, la prima de riesgo de Brasil en el Índice Global de Bonos de Mercados Emergentes de JPMorgan era de 196 puntos base sobre instrumentos del Tesoro.

El bono original se emitió en abril de este año y recaudó US$787,5 millones de inversionistas en Europa, Estados Unidos y Asia. El rendimiento fue del 5%, o 115,6 puntos base sobre los títulos del Tesoro de Estados Unidos.

El Tesoro Nacional de Brasil inicialmente ofreció el bono a inversionistas en Europa y Estados Unidos. El Tesoro se reserva el derecho de aumentar la emisión en un 5% cuando presente el bono a inversionistas asiáticos el miércoles, señaló la fuente.

Moody's asigna una calificación soberana "Baa3" a Brasil, mientras que Standard & Poor's y Fitch le asignan una calificación "BBB-".