Las tasas de interés en Brasil probablemente se mantendrán estables en 7,25% hasta fines de año, según un sondeo semanal del Banco Central del país a economistas divulgado hoy, lo que pondría fin a un ciclo de relajamiento monetario que se ha prolongado durante un año.

El banco central recortó su tasa de interés de referencia Selic el miércoles pasado, por décima vez consecutiva, pero dijo que ve una "estabilidad" de los tipos por un "período lo suficientemente prolongado".

Los analistas han interpretado los comentarios como un fin del ciclo de bajas de la tasa de interés, durante el que cayó 5,25%.

Los resultados del sondeo representan la mediana de las previsiones de los analistas consultados, de cerca de 100 instituciones financieras.

Los pronósticos son que la inflación termine este año en 5,43%, más que el 5,42% que se esperaba hace una semana, pero las previsiones para las alzas de precios en el 2013 bajaron a un 5,42% desde el 5,44 por ciento que los economistas consultados anticipaban la semana anterior.

Se anticipa que la sexta mayor economía mundial crezca apenas un 1,54% este año, desde el 1,57% proyectado la semana anterior, en su expansión más floja desde el 2009. Los especialistas consultan ven un repunte en el crecimiento a un 4% el 2013.

El estímulo al crecimiento económico es una de las prioridades del Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, luego de que el país -la mayor economía de América Latina- estuviera al borde de la recesión el año pasado.

Cifras publicadas la noche del jueves revelaron que en agosto la economía brasileña se expandió a su ritmo más acelerado desde marzo del 2011. El índice de actividad económica del banco central IBC-Br subió un 0,98% en agosto desde julio en términos ajustados estacionalmente.