Río de Janeiro. Brasil perdió 72.615 puestos formales de trabajo en el mes de mayo, según informó hoy el gobierno, en lo que es el 14º mes consecutivo en el que el país tiene más despidos que no contrataciones.

Según informó el Ministerio de Trabajo, entre enero y mayo el país sudamericano perdió 448.101 puestos formales de trabajo, el peor resultado para el período desde 2002. El último mes que tuvo un saldo positivo fue marzo de 2015, cuando se crearon 19.200 puestos de trabajo.

Pese al resultado negativo, la destrucción de puestos de trabajo en el mes pasado fue inferior a la de mayo de 2015, cuando se perdieron 115,599 puestos formales de trabajo, el peor mes de mayo desde 1992.

La pérdida de puestos de trabajo es un reflejo de la grave crisis económica que vive Brasil cuyo Producto Interior Bruto (PIB) se contrajo un 3,8 por ciento en 2015, su peor resultado en 25 años, y debe caer un 3,5 por ciento este año, registrando por primera vez dos años seguidos en negativo.