Brasilia. El gobierno de Brasil podría usar este año una deducción contable autorizada contra inversiones de entre 12.000 millones y 15.000 millones de reales (US$6.800 millones y US$8.490 millones) para satisfacer su meta de superávit presupuestario operativo de fin de año, señaló el martes el ministro de Planificación de Brasil, Paulo Bernardo, según el diario Folha de S. Paulo.

En un evento en São Paulo, Bernardo manifestó que la asignación podría contabilizarse como inversión en virtud del Programa Acelerado de Crecimiento (PAC), del país. El gobierno puede contabilizar la inversión como parte de su superávit.

Brasil se comprometió a registrar un superávit primario del sector público en 2010 equivalente al 3,3% del Producto Interno Bruto (PIB).