Brasilia. El diputado brasileño, Arthur Maia, relator de la reforma de pensiones presentada a la Cámara de Diputados por el gobierno del presidente Michel Temer, presentó este miércoles un nuevo proyecto para intentar conseguir el voto de los indecisos antes de finalizar el mes.

La propuesta responde a las dificultades enfrentadas por el gobierno para conseguir los 308 votos necesarios de un total de 513 diputados, en dos votaciones, necesarios para la aprobación de la reforma.

Maia presentó la llamada "enmienda aglutinativa", diferente al texto aprobado en comisiones el año pasado, que retira cualquier mención al Beneficio de Prestación Continua y los cambios relativos a trabajadores rurales.

El nuevo proyecto apunta que la jubilación es asegurada "al trabajador rural y a los que ejerzan sus actividades en régimen de economía familiar".

La propuesta responde a las dificultades enfrentadas por el gobierno para conseguir los 308 votos necesarios de un total de 513 diputados, en dos votaciones, necesarios para la aprobación de la reforma.

Mantiene la edad mínima de jubilación en 65 años en el caso de los hombres y 62 para las mujeres, y disminuye de 25 a 15 años el tiempo de contribución necesario para acceder al beneficio.

El relator ya había informado el martes, que el nuevo texto también garantiza a las viudas de policías civiles, federales y de carreteras, muertos durante su labor, el derecho a recibir pensión integral.

Habló de posibilidades de nuevos cambios en el texto en el plenario, que serán negociados a partir de las reivindicaciones de diferentes sectores, especialmente de empleados públicos.

Reiteró que la edad mínima es "innegociable", y que tampoco será modificada la previsión de que al final del período de transición (entre el sistema actual y el futuro), las reglas del régimen general y del servicio público sean las mismas.

Para el líder del gobierno en la Cámara de Diputados, legislador Aguinaldo Ribeiro, el escenario actual es de mejor comprensión por parte de la sociedad sobre la reforma, respecto al que había a fines del año pasado y puede mejorar a partir de la exposición del nuevo proyecto.

"Creo que esos cambios fueron importantísimos, porque dirimimos aquellas dudas que había. Creo que a partir de hoy habrá una repercusión en aquellos parlamentarios que tenían o aún tienen dudas con respecto al texto", afirmó.

"Pienso que eso agrega votos. No tenemos aún la dimensión de cuántos votos agrega, pero es una bancada muy representativa aquí en la Cámara", dijo Ribeiro.