El gobierno brasileño probablemente ejercerá su opción de recomprar bonos globales 2040 a partir de agosto de este año, dijo este miércoles el subsecretario del Tesoro, Paulo Valle.=rr>

Valle dijo que "todo indica" que el Tesoro ejercerá esa opción para retirar esa deuda global, que tiene un monto en circulación de US$1.200 millones.

Afirmó, además, que el Gobierno no tiene necesidad de recurrir a los mercados internacionales para pagar su deuda extranjera dado que tiene suficientes dólares a mano.

Valle sostuvo que el Gobierno esperará al momento oportuno para emitir deuda en mercados extranjeros que están experimentando más turbulencias este año.

En la divulgación de su plan de financiamiento anual de deuda, el Tesoro dijo que el Gobierno federal necesita un financiamiento neto de 487.700 millones de reales (US$169.900 millones) este año.

En una señal de contención fiscal, Valle afirmó que el Gobierno no tiene planes de emitir deuda para financiar a empresas estatales ni al estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) [BNDES.UL] este año.