Brasilia. El ingreso de inversiones extranjeras directas (IED) a Brasil sumó US$%4.300 millones en septiembre y US$47.500 millones en los primeros nueve meses del año, informó hoy el Banco Central.

El volumen de enero a septiembre representa una caída de 5,6% ante el mismo período del año pasado, cuando había acumulado US$50.380 millones.

De acuerdo con el jefe del Departamento Económico del BC, Tulio Maciel, el ingreso de IED está permitiendo financiar con comodidad el déficit de transacciones corrientes (saldo de compras y ventas de bienes y servicios con el exterior).

"Las inversiones extranjeras directas continúan en volúmenes importantes. En octubre, estamos con una estimativa bastante favorable. Eso favorece el financiamiento de transacciones corrientes y, hemos observado hasta el momento, que eso ha sido hecho con cierto margen", explicó.

Las transacciones corrientes tuvieron un saldo negativo de US$34.120 millones, más de US$13.000 millones por debajo del ingreso de IED.

Cuando el déficit externo no es cubierto por las inversiones directas, el país tiene que apoyarse en el ingreso de inversiones financieras o préstamos en el exterior.

Para todo 2012, la expectativa del BC es de un ingreso de US$60.000 millones en IED, lo que de confirmarse sería el segundo mayor volumen de la historia, sólo atrás del récord histórico del año pasado, cuando sumaron US$66.600 millones.