Río de Janeiro. Brasil registró un superávit comercial de US$13.952 millones en el primer trimestre, lo que supone un 3,1% menos que en el mismo período del año pasado, cuando se logró un récord de US$14.402 millones para los primeros tres meses del año, informó este lunes el gobierno.

Según los datos presentados por el Ministerio de Industria, Comercio Exterior y Servicios (MDIC), de enero a marzo las exportaciones brasileñas totalizaron US$54.370 millones, un 11,3% más que en el mismo período del año pasado, mientras que las importaciones sumaron US$40.418 millones, un 15,8% más en comparación con el mismo período de 2017.

En marzo, la balanza comercial brasileña registró un superávit de US$6.281 millones, un 12% menos que los US$7.136 millones del mismo mes del año pasado, récord para el mes.

Se trata de la primera caída en la comparación anual de la balanza comercial brasileña desde noviembre de 2017.

En marzo, las exportaciones brasileñas totalizaron US$20.089 millones, un 9,6% más que en la comparación anual. Las tres categorías de productos aumentaron en esta comparación: los semimanufacturados (16,8%), los manufacturados (8,3%) y los básicos (8,4%).

Por su parte, las importaciones avanzaron un 16,9% respecto marzo de 2017 hasta los US$13.809 millones.

Crecieron todas las categorías, lideradas por los combustibles (46,5%), bienes intermediarios (12,2%), bienes de capital (20,5%) y bienes de consumo (16,4%).

Según el MDIC, las exportaciones deberán crecer menos que las importaciones este año, por lo que el resultado de la balanza comercial deberá ser de alrededor de los US$50.000 millones en positivo.

El mercado financiero lo calcula en los US$55.000 millones.