Sao Paulo. La Cámara de Comercio Exterior (Camex) de Brasil redujo de un 14% a un 2% el arancel de importación para un grupo de bienes de producción "sin fabricación nacional equivalente", según publicó el Diario Oficial de la Unión.

La reducción favorecerá la importación de equipos, máquinas, instalaciones y otros servicios necesarios para la producción industrial en el país, según el documento.

La medida, de acuerdo con el gobierno, fue adoptada para "estimular la inversión productiva", "reducir el costo en la adquisición de máquinas" y, en consecuencia, abaratar los precios como una de las medidas en "el combate a la inflación".

Los sectores beneficiados serán los de producción de cemento, el metalúrgico y minero, además de la industria de equipos destinados para la molienda de maíz, principalmente.

En total, fueron incluidos 95 ítems, en 84 de los cuales fue renovado un beneficio ya existente. Los otros 11 productos fueron incluidos en la lista a petición de empresas que alegaban no poder comprar los equipos en el país.

La reducción regirá hasta el 31 de diciembre de este año.